fbpx

Barbería Old School

Barbería Old School

Las barberías vuelven a poblar las calles de nuestras ciudades, lo que hasta hace unos años parecía un negocio pasado de moda en el cual tan solo quedaban unas pocas hoy en día es uno de los negocios más en auge y vistosos que podemos ver. Hoy vamos a profundizar un poco en las barberías que mantienen el estilo americano del siglo XX.

Antes de empezar debemos de tener en cuenta de que las barberías hasta hace muy poco eran como la oveja negra del sector, la gran mayoría de negocios eran peluquerías de barrio o centros estéticos. No fue hasta bien entrados los 2000 que el concepto de barbería volvió a aparecer y pudimos volver a disfrutar de una bebida con cada servicio y un afeitado clásico.

El oficio de barbero se remonta a la antigüedad como ya os contamos en anteriores entradas (Origen de los barberos, 1ª parte). Con el paso de los siglos este gremio fue cambiando constantemente y no fue hasta el siglo XIX en el que aparecieron las primeras barberías (exclusivamente) en las calles de las ciudades. A lo largo de este siglo se gestó el concepto de Barbería Americana más old school de la que hoy queremos hablar.

En la década de los 30 en la ciudad de Nueva York el concepto de barbería fue evolucionando. Estas servían no solo para un buen afeitado o corte de pelo sino sobretodo como punto de reunión de hombres inmigrantes que llegaban a la gran manzana sobretodo de Italia. En ellas las personas menos acomodadas de la ciudad encontraban un lugar en el cual poder hablar de cualquier tema. Las barberías se convirtieron en algo más, eran una especie de club social para hombres.

En esos años debido a la falta de medios y que las ciudades aún no contaban con sistemas de saneamiento como los que conocemos hoy en día, la falta de higiene era algo del día a día. Para evitar enfermedades o parásitos como los piojos los hombres iban a las barberías a cortarse el pelo y la barba. En esta época lo más habitual eran los cortes de pelo que podríamos llamar más relamidos, los que acostumbramos a ver en películas clásicas, todos ellos terminados con una pomada en base aceite.

Con el paso de las décadas estos estilos van sufriendo variaciones. En los años 40 o 50 ya no se lleva el pelo tan corto. Los jóvenes empiezan a dejarse crecer el pelo y a crear nuevos estilos más rebeldes. La juventud más disconforme del país, cansada de la sobriedad y las normas empieza a crear sus culturas, en estas décadas comienza a aparecer el movimiento rockabilly, grandes tupes, coches y música empiezan a abarrotar las calles.

En los posteriores años debido al auge de las peluquerías unisex y al movimiento hippie este concepto de barbería sufre una regresión, quedando muchas menos que en los años anteriores.

Así es como llegamos al tema que hoy nos trata, al de las barberías que quieren recuperar ese espíritu de mediados del siglo pasado que convirtió a las barberías en algo más que un simple negocio. Suelos de madera o de baldosas en forma de damero, paredes oscuras llenas de cuadros y recuerdos, muebles antiguos… El estilo más old school y gamberro está de vuelta, peinados impresionantes, afeitados a navaja, muchos tatuajes, buena música, MUCHA cerveza, estamos ante un estilo de vida que vuelve y que desde aquí esperamos que nunca se vaya de nuestras calles.

Un ejemplo claro de todo esto lo tenemos en Vigo, concretamente la Barbería Savoy (página web). Coge su nombre de la famosa sala de bailes americana Savoy Ballroom que fue todo un referente en la ciudad de Nueva York durante los años 30-50. Si tenéis tiempo y andais cerca no dudéis en hacerles una visita, os llevareis un look acojonante acompañado de buena música, un ambiente agradable y ¡birra gratis!. 

Esperamos que os guste la entrada, está escrita desde la humildad y el cariño que le tengo a este mundillo y el cual espero que perdure durante años.

FOTOS CEDIDAS POR BARBERÍA SAVOY**

AÑADE TU COMENTARIO