fbpx

La historia del sillón de barbero

La historia del sillón de barbero

Que sería de las barberías sin sus impresionantes y elegantes sillones. Hoy vamos a profundizar un poco en cómo se originaron estas maravillas.

El arte de la barbería se remonta a épocas muy remotas en la historia, encontramos ejemplos de esta profesión en las épocas del Imperio Romano o la Antigua Grecia. Al igual que este oficio fue evolucionando con el paso de los años lo mismo paso con sus herramientas y con las sillas que usaban para sus clientes.

Al principio no se usarían más que simples sillas, bancos o sillones para poder llevar a cabo su labor. Esta labor fue evolucionando con el paso de los tiempos hasta que nos encontramos con los cirujanos-barberos de la Edad Media, tema del que hablamos en entradas anteriores. Pasaron muchos años hasta que ambas profesiones se dividieron y se especializaron.

Ya metidos en el siglo XIX la profesión de barbero está en pleno auge y debido a los medios de la época todas sus herramientas mejoran sin parar. Aquí es cuando llegamos al tema de hoy, los sillones de barberos. A mediados de este siglo se comienzan a patentar diversos tipos de sillones.

En el año 1878, la empresa Archer Company afincada en Sant Loius patenta el primer sillón reclinable con reposapiés. Esta silla va sufriendo constantes evoluciones a manos de distintas empresas. Todo ello fue aprovechado por la Koch Company, que saco a la venta sus sillones de última generación. Ahora los sillones estaban hechos de los mejores materiales y eran capaces de reclinarse y girarse para lograr un máximo confort.

Unos años más tarde, el inmigrante alemán Ernest Koken revoluciona el mundo de los sillones de barbería, si hasta la época para hacer subir o bajar los sillones tenían que hacerlos girar en una u otra dirección a partir de 1906 gracias a su invención tan solo habría que usar una palanca, Ernest Koken acababa de inventar la silla hidráulica. Tal fue esta revolución que su sistema se sigue usando en la actualidad.

A mediados del siguiente siglo fueron apareciendo diversas compañías que fabricaban modelos como el de Koken, pero más baratas. En esta época la empresa de Koken se fue a la quiebra y fue adquirida por la compañía más importante del mercado, la Takara Belmont Company. Poco a poco esta empresa fue adquiriendo los nombres y patentes de Koken y gracias a sus precios más baratos consiguió monopolizar el mercado y llegar hasta nuestros días como la empresa líder.

Con el paso de los años fueron apareciendo nuevas compañías que fabricaban sillones de barbero de distintas formas.

Gracias al auge de este negocio en los últimos años podemos volver a ver barberías con algunos sillones impresionantes como los de antaño dominaban el mundo desde sus barberías.

AÑADE TU COMENTARIO

CLOSE
CLOSE